¿Tu hijo o hija de primaria necesita tener un teléfono móvil?

‘Todos los demás’ pueden tener uno, pero ¿tu hijo de primaria necesita un teléfono móvil propio y cómo puedes asegurarte de que lo use de manera responsable?

Los niños de hoy viven en un mundo cada vez más tecnológico, y los teléfonos móviles son un accesorio imprescindible para los niños de 6 a 12 años. Según un estudio, el 86% de los niños en edad escolar tienen su propio teléfono, y eso incluye al 28% de los niños de ocho a 11 años , lo que significa que es probable que te puedas sentir presionada para que tu hijo tenga uno antes de que acaben la escuela primaria.

Pero, ¿a qué edad están listos los niños para tener un teléfono propio? ¿Cuál es la mejor manera de gestionarlo y cómo puedes asegurarse de que lo usan con responsabilidad?

¿Tu hijo o hija necesita un teléfono móvil?

Según una encuesta de Internet Matters, la mayoría de los padres piensan que los niños menores de 10 años no deberían tener un teléfono móvil, pero por el momento, no existe ninguna restricción legal ni orientación oficial sobre la edad de los niños para tener un teléfono, por lo que depende de los padres decidir si su hijo está listo.

Si basas su decisión en una necesidad estricta, no es necesario que tu hijo tenga su propio teléfono hasta que pase tiempo solo o con otros niños, lejos de usted y sin la supervisión de otro adulto.

Muchos padres intentan aguantar hasta el comienzo de la ESO, cuando es probable que los niños vayan y regresen de la escuela por sus propios medios, y cuando sus necesidades escolares y sociales pueden cambiar en poco tiempo. Otros le dan a sus hijos su propio teléfono durante los dos últimos años de primaria, especialmente si han comenzado a ir a la escuela solos o con amigos. De hecho, algunas escuelas insisten en que los niños que van solos a la escuela tengan su propio teléfono.

Sin embargo, los teléfonos son una herramienta social importante para los niños, incluso en los años posteriores de la educación primaria. Una vez que algunos niños en la clase tienen uno, su hijo puede sentirse excluido si no lo hace, especialmente si sus amigos tienden a mantenerse en contacto y hacer planes usando mensajes de texto online. 

En última instancia, debes decidir cuándo tu hijo debe tener su propio teléfono, teniendo en cuenta factores como:

  • Si necesitan uno para su seguridad personal.
  • Si sus amigos los tienen.
  • Si son lo suficientemente responsables como para cuidar su teléfono y usarlo adecuadamente.
  • Si comprenden los riesgos de seguridad involucrados y están dispuestos a seguir sus reglas.

¿Qué teléfono es el más adecuado?

Hay una increíble variedad de teléfonos móviles smartphone disponibles y elegir el mejor modelo y la mejor tarifa para tu hijo de escuela primaria puede ser difícil. Muchos padres resuelven el problema dándole a su hijo uno de sus teléfonos antiguos; esta es una buena solución, pero asegúrate de restaurar a su configuración de fábrica para que no puedan acceder a los correos electrónicos, mensajes de texto, fotos o aplicaciones que tenías en tu teléfono que no quieres que tu hijo vea.

De lo contrario, deberás elegir qué tipo de teléfono comprar. Si tu hijo solo necesita un teléfono para llamadas de emergencia, un teléfono básico que le permita llamar y enviar mensajes de texto, pero no mucho más, podría ser suficiente; los más baratos puedes encontrarlos por 15€. Los teléfonos inteligentes cuestan a partir de 50€ un modelo simple; tu hijo podrá acceder a Internet y aplicaciones con estos.

En términos de tarifas, la mayoría de los padres comienzan con un sistema de prepago, en el que cargas el teléfono con la cantidad de dinero elegida y cuando el hijo lo ha gastado todo, ya sea en llamadas, mensajes de texto o Internet no podrán usar su teléfono hasta que lo recargues. Esta es una opción popular, ya que evita que su hijo acumule facturas enormes, pero es posible que no pueda comunicarse con usted en una emergencia si ha usado todo su crédito (aunque algunas tarifas de prepago ofrecen opciones para llamadas urgentes).

Si opta spor un contrato, pagará una tarifa mensual por una cantidad determinada de llamadas, mensajes de texto y datos de Internet. Estos tienden a ofrecer una mejor relación calidad-precio, especialmente para los preadolescentes y adolescentes que usan mucho sus teléfonos, pero aunque recibirán una advertencia por mensaje de texto si alcanzan sus límites mensuales, no hay nada que les impida generar una factura importante a final de mes.

En términos de acceso a Internet, un teléfono solo con WiFi significa que tu hijo se limitará a usar su teléfono para conectarse en línea en casa, en puntos de acceso WiFi públicos o en las casas de otras personas si tiene permiso y está dando sus datos de inicio de sesión. Un teléfono 3G o 4G significa que pueden acceder a Internet prácticamente en cualquier lugar.

Teléfonos en la escuela

Si tu hijo va a llevar su teléfono a la escuela, es importante que siga las reglas de la escuela sobre el uso de teléfonos móviles; incluso existen contratos para pactar con los hijos un uso responsable del móvil.

Las reglas variarán de una escuela a otra, pero generalmente incluyen:

  • Tener permiso por escrito de los padres para llevar el teléfono a la escuela.
  • Guardar su teléfono cuando llegan a la escuela y recogerlo al final del día.
  • No acceder a las redes sociales en su teléfono mientras están en el colegio.
  • No llevar teléfonos a las actividades escolares.
  • No tomar ni publicar fotos de ellos mismos ni de otros niños en uniforme escolar.

Ten en cuenta que siempre existe el riesgo de que el teléfono de su hijo se pierda, se rompa o se lo roben en la escuela, otro argumento para no gastar mucho dinero en el teléfono.

¿los niños de primaria necesitan un teléfono móvil?

Controles parentales en los móviles para niños

Para la mayoría de los padres, la mayor preocupación acerca de permitir que sus hijos tengan un teléfono es que podrán acceder a Internet, lo que podría ponerlos en riesgo. Además de poner controles parentales tanto en su teléfono como en su red WiFi, lo que restringirá el contenido que pueden usar, hay una serie de aplicaciones que puede descargar para ayudar a mantenerlos seguros. Estos incluyen rastreadores, que usan GPS para decirle dónde está su hijo, aplicaciones que mantienen un registro de sus mensajes de texto y aplicaciones que le dicen si ha intentado acceder a un sitio restringido.

Sin embargo, los controles parentales no son infalibles; por ejemplo, los niños pueden usar WiFi público para ver sitios que no permitirías, por lo que es vital tener una conversación seria con tu hijo sobre los posibles peligros y estar de acuerdo en algunas reglas de juego. En este caso, estas pautas te pueden ayudar para plantearte esta cuestión:

  • La cantidad de tiempo que pueden pasar en línea.
  • Cuando pueden conectarse.
  • Qué sitios web pueden visitar y actividades en las que pueden participar.
  • Reglas para hacer y enviar fotos y videos.
  • Cómo tratar a las personas en línea.

Muchos padres, al menos al principio, dicen que su hijo tiene que darles todas sus contraseñas para que puedan verificar lo que están haciendo en línea y dejar su teléfono abajo durante la noche para que no puedan usarlo en la cama.

También es importante asegurarse de que tu hijo conozca las reglas básicas de seguridad, tales como:

  • No compartir información personal en línea, ni siquiera en un mensaje privado.
  • Establecer altos niveles de privacidad en las cuentas de redes sociales.
  • No aceptar nunca conocer a alguien que han conocido en internet en persona.
  • Decirte si ven algo con lo que se sientan incómodos en internet.

Como padre, también puedes ponerte en contacto con asociaciones como ANAR para obtener consejos sobre cómo hablar con tu hijo sobre la seguridad del teléfono y en internet, y si se publica contenido inapropiado que involucre a tu hijo, puede denunciarlo a Internet Watch Foundation. quién puede investigar y, si es necesario, hacer que lo retiren.

MENSAJES RECIENTES

consejos para empezar primer curso de primaria

5 consejos para preparar a tu hijo/a para la escuela primaria

el teu fill o filla de primària necessita tenir un telèfon mòbil?

El teu fill o filla de primària necessita tenir un telèfon mòbil?

REVIEWS

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies